domingo, 15 de febrero de 2015

Los sentidos sí que tienen un sentido.

Me colgué la noche pensando, lo googlé, lo pensé y repensé, ninguna idea me terminaba de cerrar y aún no he encontrado la manera.
Me sigo preguntando cómo poder registrar las vivencias, aprendizajes, lugares, personas que voy conociendo a lo largo de este “viaje”. ¿Acaso las fotos son suficiente ayuda de memoria? Tal vez sí, en lo que refiere a lo visual, pero ¿podría recordar con ellas el olor, el sabor, cómo se siente un lugar? Realmente lo dudo, aunque creo que fue un buen comienzo este blog.
Pero la pregunta que me da vueltas es: ¿hay otra forma de registrar que no sea por la fotografía (dibujo), la escritura o el pensamiento? Eso es lo que me ronda por la cabeza y me consume las ganas de dormir.
Pero pensé , ¿por qué no intentar registrar los demás sentidos?tacto, gusto, oído y como dice la canción:
“no olvidemos el olfato”♪♫♪♫
Me cuestioné si podría describir los sentidos de un lugar en pocas palabras.
Sentí que aún no lo podía hacer sobre Salamanca, llevaba sólo una semana allí y me quedaba tanto por descubrir!!
Sin embargo logré hacerlo sobre mi visita más próxima. Me pregunté entonces sobre mis sentidos en el festival de Ciudad Rodrigo y registré:



- Veo: una espantosa imagen sobre la corrida de toros. Y hablando de los sentidos no le encuentro sentido a esta antigua costumbre de correr a los toros, de jugar con su miedo, con su instinto animal. Con unas amigas observábamos desde lejos y señalamos percibimos que únicos que los corrían eran hombres. Lo veía, una vez más, pero de otra manera, como una reivindicación, un “solemne” acto machista para demostrar la hombría de ser lo suficientemente hombre, para valga la redundancia: “torear un toro”. Pero se encontraba en ese preciso acto muchos años de tradición y costumbre, que entiendo, se debe de respetar. Y pensé, como nosotros matamos a un animal para comer (un rico asado!! mmm), y los romanos mataban a los hombres por placer y diversión, ésta es una costumbre de aquí.
Pero en fin, ese no es mi único recuerdo visual más latente de ese festival, también recuerdo lo muy muy bello que fue ver familias enteras: bebés, niños, jóvenes y viejos vestidos compartiendo la tradición de salir con un disfraz a la calle, sin vergüenza, sin tabues,con alegría disfrutando y compartiendo juntos cada paso. Centenares de jóvenes ,y no tan jóvenes, sintiendo la música, haciendo cánticos típicos. Viviendo la diversión al aire libre a pesar del gran frío que hacía.

- Huelo: a muchas comidas mezcladas con olor a alcohol

- Escucho: Campanadas. Varias orquestas caminando de calle en calle con gente acompañándolos con aplausos, bailes y risas.

-Siento gusto: a sangría

-Y del tacto: Puede sonar raro, pero siento un zapatazo en la cabeza, y todavía lo puedo sentir en mi frente, es más aún lo veo cuando me miro al espejo. En éste último siento que literalmente Ciudad Rodrigo me dejó una huella, pero en la frente, de tan fuerte que me llegó él zapatazo a la cabeza. Hasta ahora me pregunto él por qué. (¿Tas loco mijo? ¿por qué carajo tiraste un zapato por el aire? ¿Como carajo me llegó a la frente? Cosas que uno no entiende del festival!!). Y como dice Fito “ Hay recuerdos que no voy a borrar...” ♪♫♪♫

  Desde la más formal de las informalidades la wiki dice: “Carnaval del Toro Es la fiesta más importante. Se celebra coincidiendo con las fechas anteriores a la Cuaresma (febrero o marzo). La plaza mayor se convierte en un coso taurino de madera que construyen muchos de los ciudadanos de la localidad. Una peculiaridad de esta plaza es su forma rectangular. Es la celebración más conocida y famosa de la zona, de gran interés turístico nacional e incluso internacional.La tradición perdura, y los encierros, corridas y capeas son el principal atractivo de esta festividad. En Ciudad Rodrigo se corrían toros ya en 1417, así lo atestigua su documento más antiguo.

Se ha convertido también en tradición el Campanazo, un peculiar Chupinazo de la localidad mirobrigense. En él, jóvenes, y no tan jóvenes, acompañados de las charangas y al ritmo de la ya famosa 'Campana gorda' da la bienvenida al Carnaval.”

Hasta la próxima!!
Ango.